La Biblia más infantil: El Diluvio universal y la torre de Babel

Editorial Casals Historias de la Biblia
Imprimir

Adán y Eva tuvieron muEl Diluviochos más hijos y la tierra se llenó de hombres y mujeres. Muchos, como Caín, eran malos, se peleaban y se quitaban cosas unos a otros. Por eso Dios estaba enfadado. Solo había un hombre muy bueno, Noé, con quien Dios estaba contento.



* * *


El Diluvio Universal

El DiluvioLlamó Dios a Noé y le dijo: «Haz una barca muy grande y métete con toda la familia y con una pareja de cada animal que vive sobre la tierra, porque va a llover durante cuarenta días y cuarenta noches, y todo va a quedar bajo las aguas».


«Señor, haz que nuestra familia esté muy unida»

* * *


El Diluvio

Cesa el Diluvio

El agua llegó a cubrir las montañas. Pasado el tiempo que Dios había dicho, dejó de llover. Noé sacó una paloma para ver si la tierra estaba seca. La paloma volvió con una rama de olivo en el pico, y Noé con su familia, muy contentos, salieron de la barca y comenzaron de nuevo la vida en la tierra.


«Gracias, Señor, porque nos proteges»

* * *


La Torre de Babel

La Torre de Babel

Los hombres empezaron a construir una torre muy alta, la TorreBabel_-_DetalleTorre de Babel, para llegar hasta el cielo.

Dios, que conocía sus corazones, sabía que lo hacían para demostrar su gran poder. Entonces decidió confundirles y que cada uno hablara una lengua distinta. Como no se entendían, dejaron de construir la torre.


«Dios mío, que nunca te ponga triste»

* * *


La Torre de Babel

De La Biblia más infantil, Casals, 1999. Páginas 16 a 19

Coordinador: Pedro de la Herrán

Texto: Miguel Álvarez y Sagrario Fernández Díaz

Dibujos: José Ramón Sánchez y Javier Jerez

***



Adán y Eva tuvieron muchos más hijos y la tierra se llenó de hombres y mujeres. Muchos, como Caín, eran malos, se peleaban y se quitaban cosas unos a otros. Por eso Dios estaba enfadado. Solo había un hombre muy bueno, Noé, con quien Dios estaba contento.


El Diluvio Universal

Llamó Dios a Noé y le dijo: «Haz una barca muy grande y métete con toda la familia y con una pareja de cada animal que vive sobre la tierra, porque va a llover durante cuarenta días y cuarenta noches, y todo va a quedar bajo las aguas».

«Señor, haz que nuestra familia esté muy unida».


Cesa el Diluvio

El agua llegó a cubrir las montañas. Pasado el tiempo que Dios había dicho, dejó de llover. Noé sacó una paloma para ver si la tierra estaba seca. La paloma volvió con una rama de olivo en el pico, y Noé con su familia, muy contentos, salieron de la barca y comenzaron de nuevo la vida en la tierra.

«Gracias, Señor, porque nos proteges».


La Torre de Babel

Los hombres empezaron a construir una torre muy alta, la Torre de Babel, para llegar hasta el cielo.

Dios, que conocía sus corazones, sabía que lo hacían para demostrar su gran poder. Entonces decidió confundirles y que cada uno hablara una lengua distinta. Como no se entendían, dejaron de construir la torre.

«Dios mío, que nunca te ponga triste».


Anterior    <<    Índice general   >>    Siguiente